septiembre 21, 2015

Editorial

Trascender, dejar huella.

 Enedina Silva Cabrera (9 de febrero de 1964- 13 de agosto de 2015)

 Patricia Romero Barajas (? - 4 de septiembre de 2015) 

...eso han hecho ustedes.

¡Gracias por tanta luz y tanto amor! Luz y amor que nos van a acompañar siempre.


Afectuosamente
Ana María Román de Carlos


Portada: Farid Rueda

Bibliografía sobre el bienestar de los gatos

Ana María Román Díaz
Biblioteca MV José de la Luz Gómez
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F., C. P. 04510
Email: anacarlo@unam.mx

1. Age, breed designation, coat color, and coat pattern influenced the length of stay of cats at a no skill shelter. Brown, W. P.; Morgan, K. T.; Routledge, Philadelphia, USA, Journal of Applied Animal Welfare Science, 2015, 18, 2, pp 169-180, 18 ref.
2. Behavioural and faecal glucocorticoid metabolite responses of single caging in six cats over 30 days. Ellis, J. J.; Protopapadaki, V.; Stryhn, H.; Spears, J.; Cockram, M. S.; BMJ Publishing Group, London, UK, Veterinary Record Open, 2014, 1, 1, pp e000056, many ref.
3. The welfare of cats. Broom, D. M.; Fraser, A. F.; Broom, D. M.; Fraser, A. F.; CABI, Wallingford, UK, Domestic animal behaviour and welfare, 2015, Ed. 5, pp 353357, 1 ref.
4. Everything under control. Schlütersche Verlagsgesellschaft Gmbh & Co. KG,, Hannover, Germany, Vetguide: Der Wegweiser für Tierarztpraxen, 2014/2015, pp 9-13
5. The ins and outs of shelter medicine. Yuill, C.; Ontario Veterinary Medical Association (OVMA), Milton, Canada, 2013 Ontario Veterinary Medical Association Conference Proceedings. January 24-26, 2013, Toronto, Canada, 2013, pp 206-208, 10 ref.
6. Pain management for veterinary technicians and nurses. Goldberg, M. E.; Shaffran, N.; Goldberg, M. E.; Shaffran, N.; John Wiley & Sons Ltd, Chichester, UK, Pain management for veterinary technicians and nurses, 2015, pp xiv + 421 pp., many ref.
7. Environmental factors that affect the behavior and welfare of domestic cats (Felis silvestris catus) housed in cages. Stella, J.; Croney, C.; Buffington, T.; Elsevier, Amsterdam, Netherlands, Applied Animal Behaviour Science, 2014, 160, pp 94-105, 46 ref.
8. The end of life and euthanasia of dogs and cats. Pastor, M.; Newsmed, Paris, France, Point Vétérinaire, 2014, 45, Special, pp 4448, 3 ref.
9. Carnivorous cats, vegetarian dogs, and the resolution of the vegetarian's dilemma. Rothgerber, H.; Bloomsbury Publishing Plc, London, UK, Anthrozoös, 2014, 27, 4, pp 485-498, 26 ref.
10. Effect of high-impact targeted trap-neuter-return and adoption of community cats on cat intake to a shelter. Levy, J. K.; Isaza, N. M.; Scott, K. C.; Elsevier Ltd, Oxford, UK, Veterinary Journal, 2014, 201, 3, pp 269-274, 19 ref.
11. Neutering and Health Education Mobile Unit (UMEES) in the year of 2012. Bittencourt, C. R.; Ferreira e Souza, N. T.; Braga, K. F.; Biondo, A. W.; Ribas, C. R.; Guérios, S. D.; Universidade Federal Rural do Semi-Árido (UFERSA), Mossoro, Brazil, Acta Veterinaria Brasilica, 2013, 7, Suppl. 1, pp 565-567, 4 ref.
12. Neurological dysfunction in a ball python (Python regius) colour morph and implications for welfare. Rose, M. P.; Williams, D. L.; Elsevier, New York, USA, Journal of Exotic Pet Medicine, 2014, 23, 3, pp 234-239, 21 ref.
13. Social dimensions of the human-avian bond: parrots and their persons. Anderson, P. K.; Bloomsbury Publishing Plc, London, UK, Anthrozoös, 2014, 27, 3, pp 371387, many ref.
14. Key determinants of dog and cat welfare: behaviour, breeding and household lifestyle. Sonntag, Q.; Overall, K. L.; Mellor, D. J.; Bayvel, A. C. D.; Office International des Épizooties, Paris, France, Revue Scientifique et Technique - Office International des Épizooties, 2014, 33, 1, pp 213-220, 56 ref.
15. Influence of feeding stimulus on exploratory behaviour of captive housed domestic cats, Felis silvestris catus. Machado, J. C.; Genaro, G.; F. B. Moreira, Londrina, Brazil, PUBVET, 2013, 7, 25, pp Art.1642, 27 ref.
16. It's all about personality! Meeting the behavioral, cognitive, and welfare needs of cats. Godbout, M.; North American Veterinary Community (NAVC), Gainesville, USA, Proceedings of the NAVC Conference, 18-22 January 2014, Orlando, Florida, USA. Volume 28, Small Animal & Exotics, 2014, pp unpaginated
17. Canine and feline enrichment in the home and kennel: a guide for practitioners. Heath, S.; Wilson, C.; Landsberg, G. M.; Tynes, V. V.; W.B. Saunders, Philadelphia, USA, Veterinary Clinics of North America, Small Animal Practice, 2014, 44, 3, pp 427-449
18. Fat companions: understanding the welfare effects of obesity in cats and dogs. Sandøe, P.; Corr, S.; Palmer, C.; Appleby, M. C.; Weary, D. M.; Sandøe, P.; CABI, Wallingford, UK, Dilemmas in animal welfare, 2014, pp 28-45, 48 ref.
19. Dilemmas in animal welfare. Appleby, M. C.; Weary, D. M.; Sandøe, P.; Appleby, M. C.; Weary, D. M.; Sandøe, P.; CABI, Wallingford, UK, Dilemmas in animal welfare, 2014, pp x + 210 pp.
20. Cats in animal shelters: exploring the common perception that black cats take longer to adopt. Kogan, L. R.; Schoenfeld-Tacher, R.; Hellyer, P. W.; Bentham Science Publishers, Bussum, Netherlands, Open Veterinary Science Journal, 2013, 7, pp 18-22, 26 ref.
21. Should dogs and cats be given as gifts? Weiss, E.; Dolan, E. D.; Garrison, L.; Hong, J.; Slater, M.; MDPI Publishing, Basel, Switzerland, Animals, 2013, 3, 4, pp 995-1001, 11 ref.
22. Reliability and validity of a survey of cat caregivers on their cats' socialization level in the cat's normal environment. Slater, M.; Garrison, L.; Miller, K.; Weiss, E.; Makolinski, K.; Drain, N.; MDPI Publishing, Basel, Switzerland, Animals, 2013, 3, 4, pp 1194-1214, 24 ref.
23. Physical and behavioral measures that predict cats' socialization in an animal shelter environment during a three day period. Slater, M.; Garrison, L.; Miller, K.; Weiss, E.; Drain, N.; Makolinski, K.; MDPI Publishing, Basel, Switzerland, Animals, 2013, 3, 4, pp 1215- 1228, 18 ref.
24. Are vets doing enough to help the nation's pets? Reay, C.; Veterinary Business Development Ltd, Peterborough, UK, Veterinary Times, 2014, 44, 1, pp 16-17, 8 ref.
25. Conditioning laboratory cats to handling and transport. Gruen, M. E.; Thomson, A. E.; Clary, G. P.; Hamilton, A. K.; Hudson, L. C.; Meeker, R. B.; Sherman, B. L.; Nature America, Inc., New York, USA, Lab Animal, 2013, 42, 10, pp 385-389
26. ISFM guidelines on population management and welfare of unowned domestic cats (Felis catus). Sparkes, A. H.; Bessant, C.; Cope, K.; Ellis, S. L. H.; Finka, L.; Halls, V.; Hiestand, K.; Horsford, K.; Laurence, C.; MacFarlaine, I.; Neville, P. F.; Stavisky, J.; Yeates, J.; Sage Publications, Thousand Oaks, USA, Journal of Feline Medicine and Surgery, 2013, 15, 9, pp 811-817, 36 ref.
27. The welfare management of the cat in the domestic environment. Grandi, M.; Martelli, G.; Zaghini, G.; Le Point Vétérinaire Italie S.R.L, Milano, Italy, Praxis Veterinaria (Milano), 2012, 33, 1, pp 18-27, 45 ref.
28. The domestic cat. McCune, S.; Hubrecht, R.; Kirkwood, J.; Universities Federation for Animal Welfare (UFAW), Wheathampstead, UK, The UFAW handbook on the care and management of laboratory and other research animals, 2010, Ed.8, pp 453-472, many ref.
29. Does confinement improve the welfare of domestic cats? Jongman, E. C.; RSPCA Australia, Deakin West, Australia, How much space does an elephant need? The impact of confinement on animal welfare. RSPCA Australia Scientific Seminar 2007, Canberra, ACT, Australia, 27 February, 2007, 2007, pp 1-6, 17 ref.
30. Cat welfare. Bradshaw, J. W. S.; Casey, R. A.; Brown, S. L.; Bradshaw, J. W. S.; Casey, R. A.; Brown, S. L.; CABI, Wallingford, UK, The behaviour of the domestic cat, 2012, Ed.2, pp 175-189
31. Number of cats and dogs in UK welfare organisations. Clark, C. C. A.; Gruffydd-Jones, T.; Murray, J. K.; BMJ Publishing Group, London, UK, Veterinary Record, 2012, 170, 19, pp 493
32. The legal status of cats in New Zealand: a perspective on the welfare of companion, stray, and feral domestic cats (Felis catus). Farnworth, M. J.; Dye, N. G.; Keown, N.; Routledge, Philadelphia, USA, Journal of Applied Animal Welfare Science, 2010, 13, 2, pp 180-188
33. A model to quantify the anticipatory response in cats. Tami, G.; Martorell, A.; Torre, C.; Compagnucci, M.; Manteca, X.; Universities Federation for Animal Welfare (UFAW), Wheathampstead, UK, Animal Welfare, 2011, 20, 2, pp 191-200, 45 ref.
34. What's in a name? Perceptions of stray and feral cat welfare and control in Aotearoa, New Zealand. Farnworth, M. J.; Campbell, J.; Adams, N. J.; Taylor & Francis, Inc., Philadelphia, USA, Journal of Applied Animal Welfare Science, 2011, 14, 1, pp 59-74, 47 ref.
35. Admissions of cats to animal welfare shelters in Melbourne, Australia. Marston, L. C.; Bennett, P. C.; Taylor & Francis Group, Philadelphia, USA, Journal of Applied Animal Welfare Science, 2009, 12, 3, pp 189-213, 32 ref.
36. The welfare of cats. Broom, D. M.; Fraser, A. F.; Broom, D. M.; Fraser, A. F.; CABI, Wallingford, UK, Domestic animal behaviour and welfare, 2007, Ed.4, pp 323-327, 1 ref.
37. Cat housing in rescue shelters: a welfare comparison between communal and discrete-unit housing. Ottway, D. S.; Hawkins, D. M.; Universities Federation for Animal Welfare (UFAW), Wheathampstead, UK, Animal Welfare, 2003, 12, 2, pp 173-189, 38 ref.
38. Evaluation of the welfare implications and efficacy of an ultrasonic 'deterrent' for cats. Mills, D. S.; Bailey, S. L.; Thurstans, R. E.; British Veterinary Association, London, UK, Veterinary Record, 2000, 147, 24, pp 678-680, 23 ref.
39. Welfare of cats in a quarantine cattery. Rochlitz, I.; Podeberscek, A. L.; Broom, D. M.; Veterinary Record, 1998, 143, 2, pp 35-39, 37 ref.
40. AVMA Animal Welfare Forum. The welfare of cats. Journal of the American Veterinary Medical Association, 1996, 208, 4, pp 497
Tomado de: Cab Abstracts

Enedina

Concepción Guadalupe Moreno

Conocí a Enedina Silva Cabrera un día que estaba haciendo fila para inscribirme al primer semestre allá en la ventanilla de servicios escolares de la Facultad en 1988, vi a una mujer que hablaba y hablaba muy rápido que si no las estabas viendo a la cara se te iba el detalle, y estaba entregando una hoja explicativa de una conferencia de homeopatía veterinaria, bien, me entere que era una académica de farmacología, hicimos clic, pues me dijo que la homeopatía se sacaba de cosas naturales, como las plantas, de venenos de víboras, de cuarzos, y pues no me dijo nada que yo no conociera pues a mi madre le gustaba la herbolaria, mi madre sabía de contra venenos con cosas naturales que se usan en el campo pues mi madre era de Tlaxcala de allá de Guadalupe Victoria el alto.

Ya pasados unos añitos, Enedina me invitaba muy cortésmente a dar consultas con ella y verdaderamente eran muy ilustrativas, la primera vez que fui con ella a sus consultas fue un sábado allá por rio Mixcoac. Tocamos al zaguán de esa casa, ya nos estaban esperando; la dueña era una señora ya grande de edad, tenía 4 gatos 3 tabby, o lo que es lo mismo domésticos europeos que son de esos gatos que tienen rayitas a los lados de la carita en sus patitas y en su cuerpito, todo iba más o menos bien la dueña nos explica que uno de sus gatitos andaba enfermo y la Dra. Enedina me mandó a preguntarle al gato que le pasaba pues Enedina sabía que soy medio psíquica, le pregunte al gato ¿qué te pasó? Por qué estas triste minino a lo que el gato me respondió con imágenes mentales, que pude entender bien, me explicó que su ama estaba triste pues alguien se había ido lejos y que el humano que se había ido, era muy importante para su ama y el gatito la estaba ayudando, con su amor y energía pero en el proceso el gato enfermo fue demasiado para él solito pues era el consentido de la señora.

Al explicar esto a la señora se sorprendió de lo que el gatito dijo y al preguntarle quien era la persona que ella esperaba todos los días y pedía verlo, viendo hacia afuera parada en una ventana de sus casa, con mucha tristeza ella contestó “es mi hijo mayor que está en el extranjero pues consiguió un trabajo en Canadá y no lo he visto, en 6 meses”.

Inmediatamente la Dra. Enedina Silva Cabrera, hizo su magia habitual con su homeopatía, pero esta vez no solo trato al gatito sino también a la dueña, a los dos, gato y dueña se les dio Ignatia amara a la 1000c.

Para empezar un redio rescury de las flores de Bach, se le cambio el alimento por una dieta blanda por 15 dias.

Enedina ayudó a la señora a marcar por teléfono hasta Canadá pues era enredoso para la señora por ser una mujer ya grande.

Todo resultó bien pues los dos amo y mascota se aliviaron del alma, que eso era básicamente lo que tenían los dos.

Bueno esta fue mi anécdota de mi primera consulta con Enedina Silva Cabrera.


Ahora el mundo de la farmacología y la homeopatía pierden a una de sus soldados. Enedina Silva Cabrera, mi amiga, por siempre que la luz de Dios la toque siempre allá a donde este. Gracias.







Como conocí a Enedina

Ana María Román Díaz
Biblioteca MV José de la Luz Gómez
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F., C. P. 04510
Email: anacarlo@unam.mx

Era 1995, yo estaba preparando mi viaje a Cuba; invitada por el Ministerio de Agricultura de ese país.

Enedina visitaba frecuentemente la Biblioteca y conversábamos. Ella acababa de sacar su primer libro de Homeopatía veterinaria. Al comentarle que iba a La Habana, Viñales y Pinar del Río, me dijo: Llévales un ejemplar de mi libro.

Así lo hice, entregué el libro en el Centro de Información y Documentación Agropecuaria (CIDA) del Ministerio de Agricultura.

Ellos se encargaron de difundir el libro por toda la isla, convirtiéndose en un referente obligado para los médicos y médicos veterinarios cubanos. Enedina se convirtió en todo un personaje, apreciado y admirado por el gremio cubano.

Ella siempre me agradeció haber sido la portadora de su obra y que haya tenido tan buen éxito.

Desde entonces me invitó a participar siempre en los eventos sobre homeopatía, yo hablaba de la información y de historia.

Tengo una reina felina que presentaba convulsiones. Le hicimos estudios que no revelaron nada anormal. El futuro de Asterix no me agradó: Diazepam hasta que muriera. Acudí a Enedina, la recetó y a los pocos día de iniciado su tratamiento, desaparecieron las convulsiones.

Gracias por todo Enedina

Gracias

México, D.F. a 29 de agosto de 2015
M.V.Z. Roberto Pérez Valiente y Jácome

 Para fines del año de 1993 y principios de 1994, me sucedieron varios eventos, a los cuales no encontraba una explicación adecuada. Uno de ellos fue a mi padre que en ese tiempo contaba con 86 años de edad enfermó de un gastroenteritis severa, pensaba en internarlo. El presidente de gastroenterólogos de México de aquella época era amigo de mi padre, le indicó un tratamiento pero no mejoraba. Otro amigo el Dr. Francisco Estrada rinólogo y médico homeópata le comenté  de la situación de mi padre lo atendió, en cuestión de unas horas se alivió. Mi padre me hizo el comentario y me sugirió que tomara el curso de homeopatía, que se impartiría en mi Facultad. Por esos días me mordió un perro una mano y una Señora que era enfermera homeópata me atendió, me recomendó que darían un curso en mi Facultad sobre homeopatía. Yo no creía en la homeopatía en ese entonces pero vi los resultados sorprendentes y decidí inscribirme al curso que fue del 21 al 25 de Febrero de 1994 por la División de Educación Continua de FMVZ de la UNAM. Faltando un día para terminar el curso atendí un perro intoxicado de una señora además llegó una gata de otra señora también intoxicada, ambos casos salieron adelante, esto me motivó a iniciar mi tesis sobre homeopatía la cual se intitula “Evaluación del Efecto Hemostático del Phosphorus 9c en Perros”. He podido encontrar la puerta principal para mis tratamientos con la homeopatía. Con todo mi agradecimiento a mi Alma Mater La UNAM, a mi FMVZ, a la División de Educación Continua de mi Facultad, y mi agradecimiento a mis asesores de mi tesis al Dr. Luis Núñez Ochoa, Dr. Santiago Aja Guardiola, Dr. Ciriaco Tista Olmos y todo mi amor y eterno agradecimiento a la MVZ Enedina Silva Cabrera por toda su comprensión y su disposición para enseñarme y guiarme en el nuevo camino por el que camino ahora, el de la Homeopatía. 

Gracias

“No debemos obedecer al hombre, ni incluso a nuestros padres después de que somos lo suficientemente maduros para pensar por nosotros mismos, debemos obediencia a la verdad” 
(Dr. J.T. Kent)

septiembre 20, 2015

Enedina Silva Cabrera

Norma González
Rocío Plata


Hoy quiero escribir acerca de una gran amiga, que hace unos días se fue de este mundo material.

Voy a describir a esa estudiante de Veterinaria, en los años 80, su inquietud era hacer algo diferente donde resultara tratar a los animales como semejantes no dañándolos y darles calidad de vida, resaltando cuidar la salud tanto de los animales como la de los humanos. Fue así como ella buscó integrar lo natural con la Medicina Veterinaria, “Curar sin Dañar” era su ideal.

Es así como ella integró la Medicina Homeopática a la Medicina Veterinaria, el conversar con ella sobre este tema era pasar horas integrando ideas de esta terapéutica hacia los casos clínicos por lo que tú estabas sufriendo. Sin importar distancias, tiempo, ella estaba contigo para apoyarte en lo que le pidieras, esa era su gran nobleza.

Con el paso del tiempo comenzó a integrar más conocimientos de lo que ahora conocemos como Medicina Alternativa, tales como herbolaria, acupuntura, esencias florales, kinesiología, homeopatía, y su gran pasión la numerología, cuando tu conocías a la Dra. Enedina por primera vez era obligada una pregunta “¿Cuál es tu fecha de nacimiento?“ Era capaz de integrar en la consulta los problemas emocionales y físicos, y así dar la terapéutica adecuada para cada ser vivo llámese propietario o animal en cuestión “Curar sin Dañar”.



Y qué decir de las anécdotas de sus primeros casos clínicos aplicando homeopatía como medicamentos en animales de zoológico, ayudando a una elefanta que con una úlcera en un miembro anterior que ya tenía más de un año con su lesión logrando que cicatrizara con el maravilloso Sulfur, Silicea, Calendula, logrando cerrarla en un mes y claro dándole calidad de vida como ella lo buscaba ese fue su primer gran logro. O el de una orangutana, la cual estaba diabética y después de 4 años de tratamiento convencional ya no se dejaba manejar y con la integración de Esencias Florales de la Atlántida, Homeopatía y su tratamiento convencional se logró un manejo más sutil en el animal dándole 2 años más de calidad de vida.



Estar con Enedina era una aventura ir cada 21 de Marzo a recibir la energía de primavera, en Teotihuacán o en Cuicuilco fue fantástico, recibir información de la Luna como afecta a los seres vivos cada mes era obligatorio, revisar cada suceso importante en tu vida y como la astrología estaba ligada a cada suceso de tu vida era dejarte pensando. En cada reunión que teníamos era una gran satisfacción haber estado conviviendo con la gran amiga Enedina, que lo mismo disfrutaba una buena taza de café o de una humilde comida. Las reuniones para celebrar cumpleaños en los Sanborn’s era terminarlas hasta que cerraban el restaurante llegando inclusive a que nos apagaran las luces para que nos saliéramos y siempre diciéndonos la siguiente reunión que sea más temprano para que no nos corran.



Fue una amiga fiel si necesitábamos consuelo estaba contigo hasta que te veía mejor, claro era obligado para esas emociones que compartiera una buena dosis de; Ignatia Amara para el mal de amores, Pasiflora, Valeriana para el insomnio, Nux Vomica para la pérdida de un ser querido llámese Propietario o Animal.

Hasta el día de su partida pensó en nosotras dejando una buena dosis de preparado homeopático Nux Vomica.

Dra Enedina Silva Cabrera, te extrañaremos mucho, pero te seguiremos haciendo honores porque dejaste muchas enseñanzas, y sobre todo amor y servicio. Tus enseñanzas jamás serán olvidadas seguiremos el camino que dejaste abierto hacia el conocimiento de las terapéuticas alternativas, me siento orgullosa de pertenecer al grupo de amigos” Enedina Silva” y ser parte de esas semillas que preparaste para que tu conocimiento y tus esfuerzos sigan adelante. 

Tus amigas que te quieren: Dra Norma Patricia González Martell y Dra Rocio Plata Juárez.


Enedina Silva o el Perfil de lo Incansable

MVZ David Silva Olvera
Colegio de Médicos Veterinarios Zootecnistas del DF

Cuando pienso en Enedina Silva Cabrera, recuerdo muchos momentos que no alcanzaría a escribir o contar en un artículo, entrevista, publicación o reportaje, mi memoria trabaja y me hacesentir un calor inmenso e indescriptible en mi pecho. No conforme con su partida, pero un poco más tranquilo me digo: “jamás imaginé conocer a un ser tan maravilloso como ella”.

Dicen que de las palabras que van al cielo las que salen del corazón llegan más rápido, espero que el lector no dude que al realizar este artículo lo hice con el corazón en la mano. A varias personas he escuchado decir que no hay que arrepentirse en la vida porque es reflejo de la insatisfacción, y sinónimo de la mediocridad y falta de madurez de aceptar nuestra realidad y el camino que hemos construido como arquitectos de nuestro propio destino, se haya perdido o ganado, triunfado o fracasado, o simplemente se hiciera o no lo correcto, sin embargo me cuesta coincidir con ellos puesto que al estar estudiando en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, no cursé la materia de Farmacología Veterinaria en cuarto semestre de aquel plan de estudios con la doctora Enedina, de esto puedo decir que en verdad me arrepiento y segundo, que estando presente en un Foro Interinstitucional de Homeopatía que se llevó a cabo en el auditorio Aline S. de Aluja de nuestra facultad, vi al gran maestro Ángel Salas, mismo que se reunía con su alumna MVZ y demás compañeros frecuentemente en el café de Tacuba en la colonia Centro, nunca tuve la iniciativa de acercarme y presentarme con él o simplementedecirle a la misma Enedina que me lo presentara. Entiendo que en la vida no hay casualidades sino causalidades, por alguna razón no pudimos cruzar palabra y mucho menos entablar una conversación en este plano terrenal, sin embargo con Alejandra e Iván(sus hijos) ya lo hice y lo sigo haciendo.

Un día de agosto en el desayuno del día del Médico Veterinario Zootecnista tuve la oportunidad de platicar con Juan Manuel, director general y dueño de una de las editoriales más importantes del sector pecuario y que edita tres de las revistas con mayor difusión nacional en la Industria pecuaria, el cual también entabló plática con Enedina, percibiendo la energía con la que hablaba y la fuerza que entonaba en cada una de sus palabras,donde mencionó a su maestro eterno Ángel Salas, el director comentó: “Doctora, lo que usted hace es muy interesante y la verdad sería un gran beneficio para el sector pecuario, sólo que tenga cuidado porque va a pisar muchos callos con la Homeopatía aplicada en la Medicina Veterinaria”.Por supuesto que ella sabía a lo que se enfrentaba, siempre lo había hecho y sonriendo le preguntó: “¿Cuál es su fecha de nacimiento doctor?”. Una magnífica información que Nina descifraba e interpretaba a la perfección por medio de la numerología. La personalidad, calidad humana, cómo se puede conducir una persona, cuál es su tendenciay todas las características habidas y por haber, a lo que Juan Manuel le dijo su fecha de nacimiento y agregó: “soy cáncer que significa amor”. Ese día de celebración para nosotros los veterinarios pasó, junto con varios días donde no supimos del doctor Juan Manuel, hasta que Nina y yo, juntos fuimos a las instalaciones de la editorial donde editan sus revistas, ubicada al sur de la ciudad de México. 

Anteriormente había llamado para confirmar la fecha y hora de una cita donde nos pudieran atender. Llegamos a las instalaciones de la revista, subimos al primer piso, Karla la asistente nos abrió la puerta y nos condujo a la oficina del doctor Ramón, director editorial, ofreciéndonos tomar asiento y algo para beber. Ya estando en la oficina Enedina observó la imagen del danzante del venado que cuelga en la pared, ritual celebrado por los indígenas yaquis y mayos de los Estados de Sonora y Sinaloa. Ante eso, de nueva cuenta le hizo recordar a su maestro Ángel, mismo que había sido modelo de la estatua del danzante en el parque del Mestizaje donde también se encuentra la estatua de los indios verdes en la delegación Gustavo A. Madero. Ramón quien nos recibió amablemente platicó de la cultura de Sonora su estado natal, y de la referida danza, la charla se prolongó abordando el tema de la Homeopatía veterinaria, y ya estando presente Juan Manuel, vino el ofrecimiento:

“Doctora así como le hemos dicho a David, la revista es suya, puede publicar cuando usted quiera los trabajos que ha realizado sobre Homeopatía aplicada en Veterinaria,tiene las puertas abiertas,y con gusto le presentaremos a nuestros lectores toda esa valiosa y útil información”.

Una mujer apasionada, y avocada con amor y servicio hacia los demás, siendo esto la clave de su trascendencia y ejemplo que nos dejó, ya que amabalo que hacía, y como pocos,nunca se vio tentada por la frivolidad, egoísmo, egocentrismo, mucho menos por la soberbia, todos sus conocimientos, experienciasy vivencias las compartía de corazón a propios y extraños, podían pasar varias horas en que ella caminara del tercer al primer edificio por el pasillo central de la facultad puesto que toda persona (alumnos, exalumnos, profesores, conocidos y desconocidos) al abordarla nunca escucharon decir de sus labios:“llámame mañana ya que tengo prisa y voy retrasada”,aun cuando tuviera varias citas después de impartir su materia.

A diferencia de muchos, la doctora sabía lo que quería, sabía lo que hacía y su misión en la vida la asumió con todo compromiso y responsabilidad, conduciéndose con ética, respeto y profesionalismo. Dichosos aquellos que luchan por sus ideales, los que no lo hacen, allá ellos.

El cielo oscureció, cerré mis ojos y entre rezos y sollozos oraba:
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Bienaventurada Enedina…

Era tal su valentía que retó tenazmente a la segunda institución más importante del país, al Instituto Politécnico Nacional, en conocimiento,científicamente,normativamente y jurídicamente y para vergüenza de ellos en su propio territorio, tuvieron que reconocer su esfuerzo otorgándole a regañadientes el grado de Especialista en Homeopatía, aun siendo Médica Veterinaria Zootecnista, las siguientes convocatorias para tomar la especialidad, no han vuelto aceptar a médicos veterinarios hasta el día de hoy. Pasando esta prueba de fuego, nunca se dio por vencida a los diferentes retos y adversidades que se le presentaron en su vida.Sólo lograron que fueran más grandes sus triunfos.
Fue tan implacable su valor que nunca se amedrentó ante las amenazas, ofensas y desprecios que con tal displicencia le pudieron haber hecho personas que no compartían sus ideas.


Inquieta como siempre, levantó la mano reiteradamente en foros y congresos, ante  instituciones, autoridades y académicos, arriba y abajo del estrado, subrayando la necesidad de instrumentar académicamente la Homeopatía Veterinaria como formación, y sentenció que la utilización de ésta ya no era por curiosidad sino por necesidad, modesta en su andar, siempre colocó a la FMVZ UNAM como su alma mater, en lo más alto a nivel nacional e internacional y qué decir de nuestro país, antes que dignificar su propio nombre. Ernesto “Che” Guevara dijoun día: “…no importa el nombre, sino la huella que deja un hombre en su paso por la vida”. El Che el camino del fuego, libro que Enedina me obsequió en diciembre del año 2014. Y yo, parafraseando una canción del trovador cubano Silvio Rodríguez escrita para el guerrillero revolucionario, puedo decirle a Nina: 

Mujer, mujer y amiga, aún queda para estar contigo.
Mujer, mujer sin templo desciende a mi ciudad tu ejemplo.
Mujer, mujer sin muerte, la noche respiró tu suerte.
Mujer ay, todavía, que un tanto más allá está el día.
Mujer de buen destino, y hay luces puestas en camino…

Y cómo olvidarla si nuestro apellido paterno es el mismo, tuvimos la fortuna de estudiar en la Preparatoria nueve “Pedro de Alba”, obviamente estudiamos en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, fue agremiada activa del Colegio de Médicos Veterinarios Zootecnistas del Distrito Federal, estuvimos presentes en los mismos lugares en diferente tiempo de nuestras vidas, compartimos foros, era su número frecuente en mi plan de telefonía celular, tuvimos amigos en común… cómo olvidar a mi querida amiga Enedina. Si cuando veo algún video donde impartía alguna plática, grabaciones estando con su familia y amigos, observar su eterna sonrisa, aún me hacen sentir escalofrío recordándola con tanto cariño.

En una ocasión cuando realizó un viaje al viejo continente, nos mantuvimos en contacto vía correo electrónico, en esos mensajes me manifestó que tenía ganas de ir a buscar a una maestra en Asturias, ella se encontraba en Barcelona, a lo que respondí: “No lo dudes, sigue tu camino y escucha tu corazón, lo que él te indique hazlo”, más tarde me escribió algo que me dejó sorprendido; cómo una persona con la trayectoria y experiencia como Enedina iba a tomar mis palabras diciéndome “qué crees… que seguí tu consejo, escuché mi corazón y me dirigí a Asturias, vi a la persona que quería ver, platique con ella, sabía que iba a ir y es por ello que me estaba esperando”.

“Cuando has estado en algún lugar, es porque tenías que ir David”, me decía.

Puedo mencionar grandes personajes de la historiaque no pasarán desapercibidos y otros que incluso ya han sido olvidados, pero al referirme a Enedina Silva Cabrera es romper esquemas en pensamiento y hechos, mismos que se llevaron a cabo en la realidad, tan es así, que Enedina fue grande en su humildad y humilde en su grandeza, mas no podemos dejar de recordar todo lo que hizo no sólo por los animales si no por la humanidad, es por esto y muchas otras acciones que el corazón de Enedina era enorme e incansable, sin embargo ahora en su partida sabemos que su espíritu será indestructible.










Agosto en septiembre

Ana María Román Díaz
Biblioteca MV José de la Luz Gómez
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F., C. P. 04510
Email: anacarlo@unam.mx


Por algo suceden las cosas, dicen. Esta vez parece que sí; no puedo publicar este número de agosto de la revista sin hablar de una persona.

Patricia Romero Barajas (¿ - 4 de septiembre de 2015), destacada pedagoga, profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, experta en redes sociales enfocadas a la educación, las TIC’s, entre otras cosas. Gracias por tus sugerencias.

Paty, la amiga. Coincidimos llevando a nuestros hijos al CUC, después siendo catequistas; ahí nació nuestra amistad.

Alegre, entusiasta, optimista, toda una guerrera, dispuesta a ayudar a los demás. Nunca olvidaré cuando yo tuve que viajar por cuestiones de trabajo y Paty, de manera espontánea y solidaria, me dijo "Yo puedo tal y tal día ir por tus hijos al Colegio y tenerlos en mi casa hasta que llegue su papá por ellos".

No voy a olvidar esas sobremisas en el CUC, disfrutando una torta de tamal y el tradicional atole de arroz, pero sobre todo, esas deliciosas pláticas cuando practicaba contigo las poquísimas palabras en holandés que aprendí, así como las pocas ocasiones que nos fuimos de pinta, debieron ser más.

Dank u, vriend
Ik hou van je

Los árboles de Morelos















Un campo con sed de extensionismo

MVZ Silvia Estela Rivera Melo (Dragoncito)

Con todo el cariño, respeto y admiración al Ing. Roger Armando Aguilar Pantoja, por mostrarme la fascinación de ingresar a las comunidades, a guiarme para entrar a ellas y por ser el primero que me llevo a jugar torea la vaca para vacunarlas en la Selva Campechana de Nohalal, Hecelchakan; Campeche.  A las comunidades mayas que me han abierto sus puertas y se han empeñado en que aprenda su lenguaje, les pido un poco de paciencia, sé que en algún momento podre hablarles con fluidez y entendimiento ¡el idioma maya no es tan fácil! Pero les agradezco el brindarme una segunda casa y una familia que se ya tengo en sus hogares. 

A Dr. Raymundo Profesor de Desarrollo Rural, por las enseñanzas y la pasión por el campo que me brindaste en el aula, por las buenas charlas y el impulso para seguir escribiendo, aunque sean burradas, gracias maestro, amigo y colega, por compartir tu pasión por el campo y haberme enviciado. ¡Heme aquí! como corralero vulgaris, haciendo extensionismo y esperando no terminar como el de la película “El Extensionista”.

Al Dr. Carlos López Díaz por las grandes clases, la pasión y el amor a la administración y el desarrollo rural que me inculcaste en los años de estancia que tuve en nuestra casa FMVZ-UNAM, por la confianza en lo mucho que podía hacer y las porras para que no me desanimara en los momentos Obscuros de la vida.

A Estela Ibarra Sampayo gracias mami, por fomentar en mí el amor a la tierra, a los animales y hacerme entender, que mientras tenga un pedazo de tierra para sembrar, una vaca para ordeñar, una gallina que me de huevo y un borrego para llevar a pastar, mi mesa jamás estará vacía. Por demostrarme que el campo es fe, esperanza y trabajo diario; y que debo ayudar a los que menos tiene, ¿Quizás jamás sea rica?  Pero siempre habrá una puerta abierta para recibirme donde camine.

Al Dr. Jorge Ramírez Loría por ser mi compañero de corrales, de odiseas diarias en la jornada y mi maestro en la brega del día a día en los campos Campechanos. Gracias por apoyarme en mi proyecto “Trabajo sin paga, pero ayudemos a los mayas” comprendo que abecés pido mucho, pero compartes la idea de que no hay mayor satisfacción que verlos vender a un buen precio y aun buen peso sus animales.

A Demetrio Francisco Ruiz Salazar por acompañarme a estas tierras lejanas, dejar tus comodidades de urbe, para terminar en una minigranja, por confiar en mi criterio corralero y dejarme volar los campos haciendo lo que más me apasiona, andar correteando vacas.

A la vida, por dejarme ser un corralero vulgaris con sueños de extensionista, una soñadora empedernida y un ser en libertad.



En la actualidad, el campo mexicano se ha enfrentado a una metamorfosis drástica, el auge de nuevos insumos por producir como la palma de aceite a robado terreno a la ganadería, la explotación excesiva de los hato, provocando el despoblamiento de vientres en la mayoría de los estados, y mientras en los rastros los vientres gestantes se sacrifican sin control; lo que  ha llevado a un déficit muy grande de producción de becerros, primordial en la zona sur del país, que es la que se ha caracterizado por dotar las engordas del centro y norte de México de becerros para consumo nacional y exportación.




Nuestra ganadería exige a gritos profesionistas comprometidos con los pequeños y medianos productores, los cuales en la actualidad están pagando el costo de no tener el apoyo técnico para poder hacer de la producción de traspatio una forma redituable y no solo un ahorro que se va mermando poco a poco, al no saber cómo cuidar de sus animales.

El enfrentarse a un campo agonizante y sediento de apoyo técnico, financiero y de voluntad firme, pide a gritos desenfrenados que tomemos en cuenta los Médicos Veterinarios Zootecnistas e Ingenieros Agrónomos Zootecnistas, el reto de enfrentarnos a usos, costumbres y decepciones enormes de las comunidades y ejidos al ser estafados por personas que lucran con sus sueños de crecer.

Se han creado un sinfín de programas federales y estatales que venden la idea de ayudarles. ¡Oh decepción! los técnicos no cumplen los sueños prometidos, no se presentan más que para que firmen cada uno de los beneficiarios y con ello poder cobrar. Y otro mundo obscuro que opaca los beneficios al campo, es la falta de información e incluso el desconocimiento de las reglas de operación por parte del personal de las oficinas que atiende las ventanillas. ¿Entonces cómo esperamos que la gente del campo este informada?



Los trámites burocráticos que hacen que personas que viene de comunidades lejanas, no se atrevan a tramitar, ya que al ir a pedir información, no dan los requisitos completos y los hacen dar mil y una vueltas para un trámite simple y sencillo; tomemos en cuenta que en muchos lugares solo hay dos corridas al día y son viajes de hasta 6 horas, así mismo es de pensar en la necesidad de gastar lo poco que hay de ingresos en una vuelta en vano.

Las malas experiencias con personas que lucran en las comunidades, que prometen que el programa o proyecto se dará a la comunidad y piden los adelantos del porcentaje correspondiente para poder dar inicio al trámite, y lo único que realizan es la estafa de personas de bajos recursos que se quedan esperando lo que nunca llegara, y gracias a ello dejan de creer en los extensionistas que si están con toda la intención de ayudar y apoyar a las comunidades.

A nuestro campo le hace falta que ingresen personas que no solo vean sus intereses, si no los de una comunidad, que esta sedienta de trabajos dignos, de producción de proteína de origen animal, para alimentar a un pueblo hambriento que hoy, no puede ni siquiera comprar un kg de carne por lo menos 1 o 2 veces a la semana. 



Tenemos un reto demasiado fuerte los que estamos en el campo, los que amamos el frenesí mañanero y el reto de alimentar a un país, ese reto se llama no dejar de existir, y solo se podrá hacer, mostrando a las nuevas generaciones el amor a la tierra y a la producción, el amor a ver crecer una nueva microempresa ganadera que de suficiente sustento a un pequeño productor y que este a su vez genere trabajo para la comunidad.

Los extensionistas están en peligro de extinción, les esta ganando el capitalismo de los grandes productores, el correr de los coyotes que mal pagan las producciones de los pequeños productores que no tienen un canal de comercialización, y la falta de interés de los nuevos egresados por el campo que pide a gritos sus conocimientos.



Estamos dejando que el campo agonice, cuando tenemos el cuerno de la abundancia en nuestras manos, solo requerimos de la fe, la pasión y el conocimiento de hombres y mujeres dispuestos a realizar sueños. Cabe aclarar, que este reto quizás no te dará una paga para traer una camioneta del año, o tener una casa con los lujos de la ciudad, o el ir a vacacionar a los lugares remotos y caros, pero te llenara del agradecimiento de un pueblo que quiere crecer, pero al que han defraudado muchos y del cual te tienes que ganar la confianza.  



No será fácil el inicio, ni al llegar a media travesía, pues uno se topa con un sinfín de trabas desde burocráticas, hasta la renuencia de las comunidades, pero decía Estela Ibarra Sanpallo (Mi Abuelita) “Si eres capaz de mover una piedra, podrás mover la montaña completa en determinado momento”. Y Por experiencia lo digo, es difícil entrar a las comunidades, pero una vez que ven el resultado con uno solo que lo haga, más tarde los demás te abrirán la puerta. 



Por tal motivo hoy digo, MVZ e IA que estas egresando, recuerda que el mundo no solo es una clínica de pequeñas especies, un lugar en una institución burocrática, o un mundo en el laboratorio, hay más fuera de las fronteras de las grandes urbes, sorpresas por descubrir, personas que ayudar, animales que atender, varengas por brincar, corrales por diseñar, vacas, ovejas, cabras, apiarios, gallinas en los patios, cerditos circulando en las calles de los pueblos.



Hay un mundo lleno de magia, de amaneceres majestuosos y atardeceres cansados pero impresionantes; hay ríos que cruzar para llegar a los ranchitos, terracerías que recorrer para poder ir a impulsar una ganadería digna de este país. Hay tanto que hacer, solo es necesario que lo descubras y podamos decirte sin saber dónde llegaste, ¡bienvenido, que nos hacía falta tu presencia para seguir luchando con el extensionismo!

Encuentro gatuno Origen y algunas teorías, cuidados más importantes que tenemos que tener en cuenta, parásitos y un poco más…

Peña Jiménez Zully

Introducción

Se dice que el gato comenzó a poblar la Tierra hace más de 12 millones de años y hace 3 millones de años se establecieron las razas que actualmente conocemos. La civilización egipcia fue una de las primeras en relacionarse con ellos convirtiéndolos en un tesoro nacional, elevándolos a la categoría de dioses. Al igual cumplían la función de mantener a las ratas lejos de los almacenes de maíz, por lo que otras civilizaciones quisieron exportarlos pero los egipcios prohibieron que los gatos salieran de sus fronteras y los ciudadanos tenían la obligación de hacer regresar a la patria a todos los gatos que encontraran en otros países. Matar a un gato se castigaba con la muerte aunque hubiese sido un accidente y cuando un gato fallecía los miembros de la familia donde habitaba se ponían de luto, se rapaban las cejas y momificaban al gato. 


Hay muchas leyendas sobre el gato. La más conocida es la que se considera a los gatos negros como símbolo de mala suerte. Dicha creencia procede de la tradición celta que decía que los gatos eran los mejores aliados de las brujas, y que tomaban forma de humano. Por ello en la edad media quemaron a muchos gatos en las hogueras, en la creencia de que estos representaban al diablo. 


Se le culpa al gato de muchas enfermedades pero lo que no nos damos cuenta, que nosotros como sus tutores tenemos la responsabilidad de desparasitarlos y vacunarlos para evitarlas, al igual de romper el mito de que el gato es ‘’vago’’ y es su naturaleza el salir todo el día de casa. El gato es solitario siendo unas de sus principales cualidades, pero cuando encuentra estabilidad y amor puede encontrar su familia en nosotros los humanos, quienes somos responsables de su reproducción, al igual de romper otro mito de que tienen que tener al menos una camada. 


 Los gatos se pueden esterilizar a partir de los 3 meses, antes de que produzcan hormonas. Es mejor para nuestra reina y gato, que no lleven desgaste físico innecesario y tengan casi nula probabilidad de contraer alguna enfermedad lo que conlleva que su calidad de vida sea mayor. 

Origen del gato en la antigua cultura egipcia y otras teorías. 

La historia del gato a través de los siglos se desarrolla junto a la historia del hombre. La historia escrita que conocemos data de la misma época en que aparece por primera vez el gato doméstico.

Su origen se desconoce, en algún tiempo se consideró que proviene de Felis silvestris, el gato montés, por ser pequeño, esta corriente se llevó a cabo por el científico Temminck y entre otros destacó esa teoría. 

Hay muchas propuestas sobre su origen, pero la única que se conoce es que apareció de forma desconocida en Egipto, la segunda civilización más antigua que ha existido en el mundo. De ahí emergen dos grandes reinados: Alto Egipto (donde se encuentra Valle Nilo) y el bajo Egipto (donde se encuentra Delta) que comenzó hace 3500 A.C.

Las dinastías más sobresalientes data de 3200 A.C., de las cuales se conoce bastante, existieron cinco dinastías siendo en la quinta la aparición del gato en la sociedad egipcia.

En la tumba de Ti se encontró la pintura de un gato con un collar muy ancho, lo que indica que era un animal doméstico y desde esta temprana edad tomaba parte en la vida de los egipcios.

Los gatos en la religión

Como se sabe el gato fue sumamente amado y respetado por los egipcios formando parte de la familia pues se consideraba sagrado por ser símbolo de Ra e Isis el cual habitaba en los templos de Pasnt. 

En la cultura egipcia se creía que el gato daba calor a la tierra por lo que había vida y era símbolo del bien de la naturaleza, la fertilidad, el amor, la misericordia y de la salud, ya que quitaba los venenos del cuerpo, se ha encontrado varias referencias de Ra, en el libro de los nuestros se observa que unas de las funciones principales de Ra era pelear contra Rerek o Apap, la serpiente de la oscuridad.

El gato macho simbolizaba a Ra o dios solar y la hembra a Isis, Pacht, Bast o Bastet, todos estos nombres de la diosa del amor, la Madre Divina. El gato macho representa a Ra porque su pupila se encuentra regulada según la altura del Sol en el horizonte, y de esta manera simbolizaba al astro rey. En cambio a la hembra se le asociaba a la Madre Divina cuyo símbolo era la Luna, porque las pupilas de sus ojos se hacen grandes (se dilatan), cuando hay luna llena, y por el contrario, se contraen y se tornan más pequeños, según la forma de la Luna cuando se declina. Todo esto es un misterio, porque las demás especies no presentan cambios de pupila de acuerdo a la posición del Sol o la forma de la Luna. 

A la hembra se le llamaba ‘’reina’’ porque representaba a la reina de los cielos, a la Madre Divina, y es por eso que en Egipto, hasta nuestro días, su nombre correcto es reina, en vez de gata. Al igual la reina era símbolo de música, el sistro era el instrumento musical que llevaba la figura de la reina, con cuatro varillas que simbolizaban los cuatro elementos: fuego, aire, agua y Tierra. 

El macho se consideraba el símbolo del germen del grano, que era muy importante, ya que simboliza la vida, el misterio de la creación y el alimento. Además representaba al espíritu del bien porque todas las noches, en compañía del dios solar Ra, destruía el mal al cortar la cabeza de la serpiente del mal llamada Apap. Gracias al gato y a Ra todos los días había un amanecer. 

Como se leyó los egipcios eran sumamente religiosos, tenían muchos dioses y veneraban a la naturaleza psicológica del hombre. 

A pesar de que el gato era sagrado (Ra e Isis), sus ocupaciones eran principalmente de compañero, pero tenía un rol económico, muy importante que era el de destruir ratas y víboras, las dos plagas mayores del mundo civilizado desde entonces. 

La cacería, siempre se asocia con perros, pero en Egipto era el gato, un gran cazador y cobrador de las aves silvestres de los pantanos y siempre acompañaba a toda la familia cuando salían de cacería. 
Los egipcios tenían sus propios cementerios, el embalsamiento era una práctica típica de los egipcios y parte primordial de la religión; durante los 72 días de luto de embalsamaba el cuerpo y este trabajo lo efectuaban doctores que también eran sacerdotes. Embalsamaban también algunos animales, principalmente al gato doméstico, ya que para todas las clases sociales era muy importante que sus gatos se embalsamaran, hasta existían cementerios especiales para ellos. 

Estos cementerios eran sagrados y se sabe que existía una ciudad dedicada al embalsamado y entierro de estos. Por ejemplo, en Bubastis se sepultaron miles de cuerpos de gatos domésticos pero aún no se han encontrado los cementerios de los gatos con excepción del Beni-Hassan que accidentalmente descubrió un egipcio. 

Otras teorías del origen del gato 

Teoría del espacio 
Existe la teoría de que el gato no es originario de este planeta sino que vino de otros en naves especiales. Este pictograma mexicano parece corroborar plenamente esta idea, ya que representa a un gato piloteando una nave espacial. Si el pictograma se invierte, el significado sigue siendo el mismo pero resulta aún más interesante si se corta el croquis con un espejo, colocado verticalmente, porque salta a la vista una especie de platillo volador. ¿De dónde obtuvo el mexicano antiguo esta idea tan singular, si no existían platillos voladores ni gatos domésticos en México? No será esto evidencia contundente de un ayer más avanzado y glorioso que el presente, en el cual durante el intercambio de viajes espaciales, el gato doméstico pudo haber llegado a la Tierra, de lo cual, encontramos elocuente evidencia en Perú y, desde luego, en la historia que conocemos de Egipto. 

Teoría de Perú 
Según los historiadores, los gatos llegaron al centro y Sudamérica con los españoles, pero existe la posibilidad de que estuvieran desde muchos siglos antes en el Perú. Hay algunas pruebas de que el gato doméstico ya existía en la civilización anterior a los incas, la de los mochicas, fundamentalmente en su fase más antigua, Chavín. En esta cultura el dios principal era Chavín, un dios felino cuyas características de gato doméstico están representadas en las esculturas, fardos funerarios, joyería vasos comunicantes, cántaros, vestimentas ceremoniales y demás. 

Las representaciones de Chavín tenían las orejas erectas, triangulares y pupilas ovales, y a veces ese dios aparece como mitad hombre y mitad gato, al igual que el dios Ra en Egipto. 

En la mitología de los mochicas y nazcas existe la leyenda de Orichana, la diosa madre, que descendió a la tierra en un ‘’barco del cielo tan brillante como el Sol’’. Orichana venía acompañada de 40 personas y unos animales con bigotes largos parecidos al gato montés, pero mansos. Ella les enseño las ciencias más avanzadas de la medicina, arquitectura y agricultura, entre otras y después de permanecer mucho tiempo con ellos regreso en su barco al cielo, donde había venido, con todos sus gatos. En un aspecto físico Orichana era igual que todas las mujeres, con la excepción de que le faltaba un dedo, es posible que los cuatro dedos también simbolicen los cuatro puntos cardinales, o las cuatro fuerzas cósmicas que formaron el universo.

El gato místico de Egipto 
1. Cabeza - Ra 
2. Ojos   - Uraeus 
3. Nariz   - Thoth 
4. Orejas  - Neb- Ertcher
5. Boca   - Tem 
6. Cuello  - Neheb-Ka
7. Pecho  - Thoth 
8. Corazón – Ra 
9. Pies anteriores- manos de los dioses 
10. Vientre - Osiris 
11. Muslos o caderas – Menthu 
12. Piernas o patas – Khensu 
13. Pies- Amen- Horus 
14. Grupa – Horus 
15. Cojinetes plantares – Ra
16. Viceras, especialmente intestinos- Meh – Urit 

Leyenda 

Maneki-Neiko o el gato que llama 
En Japón y varios lugares del mundo existen figuras de gatos en varios tamaños, casi siempre hechas de porcelana. El gato está sentado con una mano levantada pegado a la cabeza, ya sea del lado derecho o del izquierdo, en actitud de saludar o llamar. Algunos de estos gatos detienen con una de sus manos una palabra en japonés, de buena suerte.

La razón para la venta de estas figuras se debe a esta leyenda japonesa: un atardecer, un príncipe regresaba a caballo a su castillo, por un bosque cuando de repente se atravesó un gato que se paró frente a su brioso caballo. El príncipe, al igual que todos los japoneses, amaba a los gatos y como no quería lastimarlo, detuvo su caballo y lo dirigió a un lado del camino. Pero el gato se paró una vez más impidiéndole el paso, entonces el príncipe se hizo para el lado contrario, y el gato por tercera vez se colocó frente a él. Al ver la insistencia del gato en su deseo de impedirle el paso, el joven se preguntó qué era lo que trataba de decirle. Como si el gato le hubiera leído la mente, lo llamó con su mano hacía una vereda, y el príncipe lo obedeció. La vereda conducía a un pequeño templo abandonado y como ya comenzaba a oscurecer, decidió pasar la noche allí. Desde el templo su escolta descubrió que en el camino en que iban, les habían tendido una emboscada para matar al príncipe. Éste, en agradecimiento a aquel que lo había salvado, mandó a reconstruir el templo y mantener a sus gatos.

Conducta 

¿Qué tan bien conoces a tu gato? 
Los gatos son definitivamente maravillosos controlan sus emociones mucho mejor que nosotros. Son más ágiles que los perros o que cualquier otro animal doméstico. Son autosuficientes, controlados, independientes, fuertes, silenciosos, de una estructura física excepcional y la fortaleza de sus miembros sólo se desgata con la edad. Sin embargo, a menudo no los entendemos, y esto se debe a que a diferencia de los perros, en muchos sentidos los gatos son bastante distintos de nosotros. 

Al igual que los seres humanos, los perros son animales gregarios. Ambos han desarrollado una dependencia de la compañía de los de su especie. Los gatos han evolucionado o, para ser más precisos, están en un proceso evolutivo, desde un estadio de cazadores solitarios a una especie más sociable. Se incorporaron a la sociedad humana más tarde que cualquier otro animal doméstico, durante este siglo, se han vuelto sumamente populares. Por ejemplo en Estados Unidos, hay más de 50 millones de gatos, ya son más populares que los perros. 


Los gatos domésticos se dividen en dos grupos principales: los gatos domésticos de compañía y los gatos silvestres. Los gatos domésticos, normalmente los criamos y los gatos se sienten cómodos viviendo con nosotros, compartiendo nuestra comida y nuestro efecto. De hecho, muchos gatos prefieren la compañía de los seres humanos que la de los otros gatos. 

Los gatos silvestres son gatos domésticos nacidos en un medio salvaje y crecen en un medio salvaje y crecen lejos del hombre. La única diferencia entre los gatos domésticos y los gatos salvajes reside en sus primeras semanas de crianza. Si se les niega el contacto con las personas durante las primeras siete semanas, de crucial importancia siempre conservarán una leve desconfianza hacia nosotros. El contacto temprano con los seres humanos es fundamentalmente.

El lenguaje corporal: con el lomo arqueado y los pelos erizados el minino está enviando una señal de ‘’mantente a distancia’’.

Las nuevas amistades: este gato fue mimado de pequeño, y goza caricias de su dueño. 

El estímulo del juego: los juegos con objeto desarrollan la destreza de los gatos 

Limpios por naturaleza: la higiene es un hábito intrínseco de los gatos.

El instinto maternal: la madre gata proporciona calor y alimento a sus crías. El padre no desempeña ningún papel en su cuidado. 

Para conservar el calor: utilizando unos detectores de calor muy desarrollados, situados en la nariz. 
Los juegos: en general, los gatos pequeños de una camada se entretienen jugando juntos. Eventualmente, los juegos se convierten en pelas más serias. 

Aseos mutuos: Si bien los gatos son animales independientes, también tienen ciertas manifestaciones de sociabilidad. 

Más lentamente: con la edad, la velocidad de reacción de los gatos disminuye, aunque gracias a los cuidados médicos y a una mejor alimentación, los mininos viven más que antaño. 

Cuidados 

El gato doméstico es un carnívoro, sumamente adaptable y que se ha encontrado a su gusto conviviendo con los humanos. Tal vez, en algunos de nosotros nos parezca que su compartimiento natural- como la delimitación del territorio y sus hábitos de aseo- resulta inaceptable. Sin embargo, cuando se les proporciona el material y el entrenamiento adecuados, la mayoría de los gatos pueden encausar sus hábitos naturales en direcciones más domesticadas. Se acostumbran fácilmente a usar la tina higiénica, en arañar lugares especiales y a comer la comida que nosotros le preparamos. 

Escoger el material del lecho: 
Ponga un revestimiento de plástico antes de llenar la tina con la bolsa de arena. Para su gato, la cualidad esencial de la tina es el contacto con las patas. Puede que su gato demuestre una preferencia por un tipo de material y se niegue a utilizar otro distinto. 

Para mayor libertad
El deseo natural de los gatos de trepar y deambular es tan poderoso que la mayoría desea salir de casa. Pueden pasar por lugares estrechos y no tendrán reparos en aprender a deslizarse por una puerta abatible una vez que hayan comprendido que al otro lado está el exterior.

La privacidad 
Los gatos tienen una disposición innata para usar la tina higiénica, la mayoría prefiere tener un rincón tranquilo y privado para sus necesidades.

Selección de dietas 

Si bien la comida más blanda puede ser la opción natural, muchos gatos prefieren la comida crujiente. Para ellos es normal comer los huesos de roedores y quizá la presentación en forma de croquetas se la mejor forma de masticación. 

Si bien muchos gatos parecen obtener suficiente agua de lo que comen, es aconsejable dejar permanentemente a su alcance un tazón con agua fresca. 

Cestas para desplazarse: Su gato puede aprender asociarse con una cesta de viajes al veterinario. Si usa la cesta como una cama confortable, en casa, enseñará a su gato asociarla con una experiencia agradable. 

 Una actividad estimulante: los juguetes proporcionan estímulos mentales y físicos. El gato golpeará las pelotas ligeras y los juguetes en forma de ratón lo estimularán a cazar. Otros juguetes más elaborados también estimulan el oído y el tacto, además de la vista.

Recompensas sencillas: el objetivo de enseñar al gato consiste en reorientar sus comportamientos naturales y convirtiéndolos en hábitos más apropiados para el ambiente de un hogar humano. 

Los postes para arañar: su gato araña los objetos para dejar marcas visibles en su territorio y para afilarse las garras. 

Estos postes para arañar deberían situarse en lugares visibles y deben de estar fabricados con materiales que el gato pueda arañar con facilidad. 

Cepillos, peines y collares: los gatos domésticos, especialmente los que tienen pelaje abundante, necesitan de ti para peinarlos, además del aseo que se proporcionan a sí mismos y mutuamente. Si el pelaje de su gato se ensucia demasiado, tal vez necesite que le den un baño húmedo o seco. Además de preguntarle a su médico veterinario como cortar las garras demasiado afiladas. 

Cuidar a tu gato significa satisfacer sus necesidades, y para él esto es una recompensa en sí mismo. 

Vacunación

Se debe tomar en cuenta que jamás se debe vacunar a un gatito antes de su destete, porque la leche materna podría neutralizar la vacuna e incluso hacerla inactiva, ya que solo un 38% de su efectividad sería válida. El destete se produce durante la 8 y 14 semana de vida de los gatitos y es entonces cuando se debe de poner la primera dosis de vacunación. Después de la primera dosis hay que esperar de 3 a 4 semanas para la siguiente dosis, hacerlo antes afecta negativamente al sistema inmunológico en lugar de estimularlo.

La vacuna que se inyecta después de los 6 meses de vida, cuando el sistema inmunológico del gato madura totalmente, produce inmunidad frente a la enfermedad, siendo bueno para la vida del gato. Si otra vacuna similar se inyecta un año después, los anticuerpos de la primera vacuna se neutralizan los antígenos de la segunda dosis, lo cual no haría ningún efecto. La revacunación anual no solo es innecesaria, sino que es además un potencial riesgo de reacciones alérgicas e incluso de contraer un anemia hemolítica inmunomediada. 

Después de los 6 meses, generalmente cuando el gatito tenga un año de vida, se le proporciona una segunda dosis de vacuna que le proporcionará inmunidad para el resto de su vida.

Vacunas disponibles que hay en la actualidad 
Rinotraquetis felina ( Herpesvirus tipo I ) 
Panleucopenia felina ( Parvovirus ) 
Coriza felina ( Calcivirus ) 
Leucemia felina ( Retrovirus ) 
Peritonitis infecciosa felina ( Coronavirus ) 
Clamidiasis 
Rabia 
Bordetelosis felina 
Dermatofitosis ( tiña ) 
Giardiasis 

La trivalente felina es la única vacuna que es imprescindible en todos los gatos al margen del tipo de vida que lleven, protege contra la rinotraqueitis felina, la calcivirus y la panleucopenia felina. 


Parásitos 
Pulgas: Ctenocephalides felis, Pulex irritans, son parasitos hematófagos (que se alimentan de sangre), de 0. 5cm y de color rojizo, huésped intermediario de tenias además en infestaciones extremas puede causar la anemia infecciosa felina.

Síntomas: picazón en el contorno de los ojos, orejas, ano, calvas en el pelaje.

Tratamiento: limpiar el polco de carbón (sangre chupada) y utilizar productos antiparasitorios externos.

Sarcoptes, se manifiesta en la cabeza y zonas donde la piel es más fina y carece de pelo como las axilas, ingle, vientre, abdomen, base de la cola y los extremos auriculares. 

Síntomas: falta de apetito, dermatitis, alopecias, pequeñas costras hemorrágicasm descamación de la piel, olor a grasa rancia, picazón intensa y caspa. 

Tratamiento: eliminar capa de piel excesiva, baños con jabón a base de azufre y acariciados externos. 
Ascaris, Toxocara cati, viven en el intestino delgado pero las larvas realizan una migración entero-hepato-pneumo-enteral. Se transmiten por ingestión de huevos, por la placenta incluso a los gatitos a través de las glándulas mamarias. Existe zoonosis. 

Enfermedades protozoarias 
Coccidiosis: los coccidios son transmitidos por la ingestión de sus huevos, que pueden encontrarse en ratones, pájaros u otras presas ocasionales, y que a su vez se eclosionan.

Síntomas: diarrea, hemorragia, anemia, deshidratación, pérdida de peso, vómito. 

Giardiasis: causa diarrea en animales y seres humanos. La infección puede adquirirse por contacto directo con materia fecal que contiene los parásitos, así como también el agua y comidas contaminadas.

Síntomas: pueden ser intermitentes o continuos e incluyen heces con olor desagradable que pueden contener mucus, pérdida de apetito y disminución de peso. 

Toxoplasmosis: infección protozooaria causada por Toxoplasma gondii, que el gato siempre contrae alguna vez en su vida pero sin consecuencias para su salud, a través de las heces pueden transmitirse al hombre, provocando malformaciones en el feto en mujeres embarazadas. 



Referencias 
Blank Hamer Irene Joyce. NUESTRO GATO. 1ra ed. México: Trillas, 1995. 
Carolyn King. Traducción: Albert Magnet. A DORLING KINDERSLEY BOOK. (CONOZCA A SU GATO). 3ra. Ed.: Barcelona. Naturart, S.A. Es un libro BLUME, 1993.