diciembre 02, 2017

Origen y devenir del libro Exposición interactiva

Ana María Román Díaz
Biblioteca MV José de la Luz Gómez
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F., C. P. 04510
Fotos: Fernando Carlos Hernández
Una de las primeras necesidades del ser racional, fue transmitir a los demás sus vivencias cotidianas e impresiones de la vida, así como la forma en que interpretaban a sus dioses. Las numerosas pinturas rupestres y petroglifos elaborados por el hombre prehistórico, indican que desde los tiempos más remotos, el ser humano sintió la necesidad de expresarse por escrito; en un principio fue sólo de manera gráfica, usando la fauna y flora que le rodeaba para hacer toscos dibujos, pintados o coloreados con los elementos que en cada lugar le brindaba la naturaleza. Los materiales con los que se contaba para la realización de éstos primeros escritos –obras de arte a la vez-, fueron en general tierras y plantas finamente molidas que el hombre usó como pigmentos, fijándolos con sangre y grasa de animales en la superficie de las cuevas o piedras en que se pintaba.

A partir del proceso de sedentarización,  debido al descubrimiento de la agricultura y la domesticación de los animales, el hombre inició una evolución cada vez más vertiginosa que se manifestó entre otras muchas cosas en la creación de un sistema de escritura más estructurado, naciendo así la escritura ideográfica; el primer escrito que se conoce se atribuye a los sumerios de Mesopotamia y es anterior al año 3000 a.n.e.



Los Mesopotámicos escribían primordialmente sobre tablillas de arcilla húmeda; los signos se trazaban con un instrumento romo de sección triangular de metal, marfil o madera; los signos quedaban en forma de cuña, por ello hoy se conoce a esta como la Escritura Cuneiforme.


Con el paso del tiempo los ideogramas se fueron complicando al representar cada vez más conceptos naciendo así la escritura jeroglífica. Los principales materiales en que escribieron los egipcios, fueron la piedra (tanto en templos, palacios y tumbas), como en papiro, cuya elaboración es uno de los grandes aportes de la civilización egipcia al desarrollo cultural de la humanidad.

La civilización fenicia fue la primera en modificar la escritura jeroglífica, introduciendo caracteres independientes dando origen así al ALFABETO, integrado por 22 signos, que no poseía vocales ya que era meramente consonántico y se escribía de derecha a izquierda; este alfabeto se basó en la escritura cuneiforme de Mesopotamia.

La contribución del pueblo chino fue especialmente importante para el desarrollo del libro, ya que en primera instancia ahí se inventó la tinta, que originalmente se extraída del árbol del barniz y que alrededor del año 500 a.n.e se comenzó a fabricar mezclando hollín de pino y cola natural. Los escritos chinos más antiguos se realizaron sobre caparazones de tortugas, bambú, placas de madera y metálicas, conchas, seda y otros diversos materiales; sin embargo, otro de los avances importantes de los chinos fue la elaboración de papel que se comenzó a producir por el año 105 d.n.e.



La Primera Imprenta China
La impresión en su forma más primitiva, se hacía con bloques de madera, en los que se tallaban a mano tanto los textos como las ilustraciones. El primer libro que se imprimió fue el Sutra de Diamante, estampado por Wang Chieh el 11 de mayo del año 868, en China.



Los bloques de madera se tallaban a mano, en relieve e invertidos, se les “entintaba” con pintura de agua, y se colocaba el papel encima del bloque. Un fuerte frotamiento trasladaba la tinta al papel o pergamino.

Los primeros tipos móviles o manuales los hizo en China, Phi Sheng, entre los años 1041 y 1049. Aunque los tipos móviles fueron, pues, inventados por chinos, su idioma no era adecuado para utilizarlos. No se sabe que el arte de la imprenta encontrase un camino desde China hasta el Occidente, ni si la impresión con bloques y tipos móviles fuese descubierta más tarde en Europa

Contemporáneamente a la invención del papel en China (105 d.n.e.), en América, específicamente en el área cultural conocida como Mesoamérica, se comenzaron a escribir “libros” a los que comúnmente conocemos como códices prehispánicos, en forma de biombo en dos tipos de materiales: amate (amatl) y pieles de venados y quizá de jaguares también

Al igual que en las grandes civilizaciones de la antigüedad euroasiática, las civilizaciones americanas utilizaron la piedra, huesos, conchas, maderas, barro y pieles como materiales escriptóreos desde el 1200 a.n.e.




Por otra parte es de mencionar que debido a la conquista de España por los musulmanes, se introdujo de manera pausada  y a lo largo de dos centurias el papel a Europa, ya que los musulmanes tomaron prisioneros a algunos chinos que sabían el proceso y que lo enseñaron a sus captores. El papel empezó a ser conocido en Europa alrededor del año 1200 d.n.e., pero llegó a popularizarse realmente alrededor del 1400, cuando agonizaba le época feudal y comenzaba en Italia el famoso movimiento renacentista.

La invención de la imprenta de caracteres móviles se atribuye a Johann Gutemberg, alemán nacido en Gensfleisch Maguncia, dentro de una familia burguesa de grabadores y orfebres. En 1438 Gutemberg inició sus experimentos para fundir en plomo caracteres móviles y aún cuando estos fueron interrumpidos en diferentes ocasiones, en 1456 logró terminar su primera obra impresa con caracteres móviles:




La primera imprenta en América fue establecida en 1539, en la capital de la Nueva España, a pocos años de la conquista de Tenochtitlan. Dichas gestiones para su establecimiento fueron realizadas por el obispo fray Juan de Zumárraga y el virrey don Antonio de Mendoza.

La primera Biblia que se imprimió en México, fue la de Vence, entre los años 1831 y 1833. Se dice que esta traducción de la Biblia fue la que leyó e inspiró al sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla para iniciar el movimiento que liberaría al pueblo mexicano de la opresión.













Hasta llegar a los radicales cambios que el Siglo XX implicó con el “disco compacto” y el uso de los “DVD”.
La nueva revolución “el e-book”.- Libro en formato digital que, en algunos casos, requiere programas específicos para su lectura. Suele aprovechar las posibilidades del hipertexto, de los hiperenlaces y del multimedia, y puede estar disponible en la red o no.
E -book es una abreviatura para el libro electrónico, también a menudo se llama un libro digital. El texto que forma el libro electrónico es una versión digital de un libro impreso, y se puede leer en un ordenador, un dispositivo portátil como un e-reader o un dispositivo e-book y, a veces se puede leer en los teléfonos celulares. Es común, sin embargo, que las personas que invierten en los libros electrónicos utilizan un lector electrónico o un ordenador personal para leer sus libros electrónicos. 

El libro electrónico fue desarrollado por primera vez en 1971 por Michael Hart, según MyEBookDesign.com. Fue el fundador del Proyecto Gutenberg de la Universidad de Illinois, la biblioteca pública de libros digitales. La primera conferencia tuvo lugar en Gaithersburg, Maryland, en 1998, en la que se abordaron una serie de normas en materia de normalización de los libros electrónicos. No fue sino hasta 2001, sin embargo, cuando Stephen King publicó " Viaje a las tinieblas", como un libro electrónico que el fenómeno se convirtió en un éxito. Vendió numerosas copias de una pequeña cuota y fue entonces que los editores y autores vieron el potencial de los libros electrónicos. 

No hay comentarios: